Abstract Possible

ES / EN

Como parte de los contenidos propuestos por Salón, a continuación una visita al estudio de los artistas Vigueta y Bovedilla donde hablan de su exploración de la abstracción formal como un diálogo.

Marco Rountree: Fue en el 2005. Proyectos Monclova, una galería, me dio la oportunidad de hacer un proyecto con ellos, y a partir de ahí, yo creo que ya empieza mi carrera como artista visual. Al mismo tiempo, como en el 2005, mi amistad con Rodolfo toma mucha fuerza porque Rodolfo vive en los multifamiliares de la Colonia del Valle, de la cual yo vivía muy cerca, entonces comenzamos una amistad intensa, como todos los días de ir a visitarlo ahí a los multifamiliares.

Rodolfo Díaz: Fue mucho como empezar a enseñarnos los intereses del otro, a eso me refiero con enseñarle las cosas que a mi me interesaban, mis herramientas, mostrárselas a Marco y tratar de explicarlas para yo también entenderlas, y supongo que con Marco fue algo similar.

MR: Todo el tiempo estamos opinando el uno del otro respecto a las ideas y respecto al trabajo, y respecto de la vida. De repente, a mi me invitan a exponer o a mostrar mi trabajo y yo inmediatamente voy con Rodolfo a pedirle ayuda de cómo mostrarlo, como esta parte del proceso del que hablaba y creo ahí es cuando ya, en casi todas mis exposiciones, se ven las ideas de Rodolfo abiertamente, y también se empieza a ver mucho la unión del trabajo porque aunque fueran mis dibujos, el montaje y la producción, y muchas veces la misma idea o el tema de los dibujos, escogerlos era como mitad y mitad, totalmente la opinión de Rodolfo y mi opinión, y llegar a acuerdos.

Y creo que eso también es importante en la Sociedad de Vigueta y Bovedilla que nos permite trabajar y colaborar con quien invitemos, y al final no hay nombres de Marco, Rodolfo y alguien más, sino que Vigueta y Bovedilla es el resultado final de colaboraciones con artistas, arquitectos, artesanos…

RD: Al final es como un paraíso fiscal, un lugar donde puedes desarrollar cualquier idea o tener la cantidad de ideas que quieras, y no tienes que parecerte a lo que habías creído tu que tenías que parecer o hacer. Es un lugar donde puedes hacer otras cosas.

Estos son unos collages que están hechos entre dos vidrios, como si fueran unas muestras de laboratorio donde ves el pedacito de pellejo de una lonja de burra, o no sé, entonces ahí tienes como algo que queda en el tiempo y es una manera de presentarlo.

Tenemos muchas ganas de encapsular cosas porque nos detienen en el tiempo y además te generan como otras facultades. Esta es una torre que quisimos hacer como una columna, era una secuencia numérica muy básica del uno al cero, del uno al nueve y luego al cero, entonces generas una forma y era tan fácil como poner el uno, y luego el dos encima del uno, y sucesivamente, y ver que forma o que figura da al final.

Este es un proyecto más o menos reciente, que tiene mucho que ver con la idea constructiva y arquitectónica que planteamos muchas veces. La idea de encapsular un círculo, una esfera, nos pareció muy interesante para generar un módulo constructivo, porque sería un poquito utópico poder construir con pelotas, entonces quisimos aquí hacer un poco ese juego de realizarlo y ver como es un juego, y por la misma idea de que era un juego usar las pelotas de tenis.

Yo ya había trabajado con pelotas de tenis y me encanta la idea del material , los pelitos, el brillo, el olor, el juego a mí me encanta, y es otra cosa que hemos disfrutado en la Sociedad, aprender a ver deportes, sin jugar ninguno, pero aprender a verlos. Y bueno, usamos estos materiales, y esta pieza en particular es muy divertida porque con la limitante de tener cien piezas, a ver que figuras logramos.

Entonces, decidimos que la manera en la que se tenía que presentar esta estructura, era con dos o tres o cuatro maneras únicas de presentar las cien pelotas, entonces Marco escoge una, yo escojo otra, y otra la formamos entre los dos, y otra es cuando se caen, y ver que pasa, como al azar.

Este es otro ejercicio, como los que nos ponemos con las limitantes, en el que habíamos decidido trabajar cualquier superficie plana que se pudiera cortar visualmente a la mitad, entonces puede ser cualquier tipo de tabla, mientras sea de cuatro lados porque esa es una limitante, entonces cortamos de manera vertical, horizontal o diagonal en mitades, en dos partes.

Entonces una manera de componer este ejercicio, no siempre es así, es presentarlo como un juego didáctico, como un juego de niños, entonces, por ejemplo, yo presento la primera pieza, y a Marco le toca presentar la que sigue, y como hay varias posibilidades en los acomodos, al final tienes un caos o algo ordenado, que no haya tenido ninguna correspondencia desde el principio.

Lo que es interesante de este ejercicio para nosotros es ver la cantidad de posibilidades que puedes tener con nueve piezas, y otra vez con reglas restringidas. Es un código, al final es como trabajar solo con mitades. Yo no veo claro que hay una figura y que hay una forma, pero yo lo que veo es una formación de la manera en la que se generó, desde el punto de vista de cómo llega el material o que material es, hasta que dinámica presentamos y después un resultado que termina teniendo información más que forma.

Deja un comentario

Tu correo es privado. Los campos con * son requeridos para comentar

*